Diferencias entre una tarjeta de chip y tarjeta de banda magnética

Las tarjetas de crédito y débito pueden tener dos medidas seguridad:

1. Banda magnética

Tecnología que se adoptó desde la década de los 60’s; consiste en una banda magnética que almacena datos del propietario de la tarjeta (número, fecha de caducidad y entidad emisora), estos datos se transfieren a dispositivos específicos (como lectores de banda magnética o puntos de pago POS) además de pedir un PIN para terminar de corroborar la identidad. La banda magnética responde al estándar de seguridad ISO/IEC 7813.

Sin embargo, existen maneras como los skimmers, que son dispositivos que delincuentes adhieren a las bandas magnéticas y copian los datos para luego clonar las tarjetas y utilizarlas con los datos del usuario que capturaron. Algunas veces pueden conseguir el PIN a través de observación o con cámaras ocultas. Después de unas horas son libres de utilizar estas tarjetas clonadas para hacer las transacciones que se les permita.

2. Seguridad EMV -EuroPay, Mastercard y VISA de microchip.

Las tarjetas de chip poseen una encriptación sofisticada directamente en el microchip. Este tipo de tarjeta no se desliza sino que se inserta en una ranura especial que tiene una comunicación bidireccional con la terminal de pago en un lenguaje secreto para asegurar la identidad del cliente. Este tipo de seguridad EMV ha sido adoptado en toda Europa, la mayor parte de Estados Unidos y está teniendo auge en Latinoamérica.

Entonces, ¿cuál de las dos es más segura?

Sin duda las tarjetas con chip son más seguras que las tarjetas de banda magnética, porque son más difíciles de clonar, ya que en cada transacción crea un número diferente para comunicarse con la terminal de pago y no se repite en futuras compras, por lo que nadie podrá utilizar su información para transacciones fraudulentas.